Cada día es más habitual encontrarnos con parejas que cuando acuden a nosotros, vienen con una idea de boda diferente a lo convencional. Que no se conforman con hacerla en “su zona”, sino que buscan hacer la boda soñada en lugares que implican desplazamiento, pero que suponen una gran satisfacción para la pareja. Carmen y Fernando son de Murcia, pero eligieron celebrar su boda civil en Elche.

Como fotógrafos de boda nos encantan este tipo de parejas con tanta personalidad porque son garantía de bodas originales y diferentes.

Comenzamos su reportaje de boda en Murcia, donde se vistieron los dos, para posteriormente desplazarnos hasta su Ceremonia Civil en el Roalet de Kiko, en Elche. Un lugar especial para este tipo de bodas.

Si tuviéramos que destacar algún momento de este boda, nos quedaríamos con el momento del Baile, ya que la pasión de Carmen por el Baile se notó perfectamente en esa guinda final de esta boda.