001-7-_40A8897
002-9-_LZB2265
003-13-_LZC0061
004-17-_LZB2316
005-41-_40A9148
006-29-_LZB2440
007-50-_40A9171
008-41-_LZB2475
009-68-_40A9363
010-103-_LZC0627
011-9-_LZB3043
012-13-_LZC0751
013-53-_40A9663
014-16-_LZB3083
015-86-_LZC0975
016-58-_LZB3177
018-105-_40A9778
019-103-_LZC1105
020-133-_LZC1224
021-139-_LZC1262
022-28-_LZC1456
023-10-_LZB3370
024-3-_LZC1323
025-7-_40A9930
026-45-_LZB3395
027-41-_40A0205
028-44-_LZB3727
029-159-_LZB4479
030-236-_LZB5032
031-205-_LZB4761
032-169-_LZB4547
033-246-_40A0993
034-242-_LZB5094
035-3-_LZB5468
036-38-_40A1133
037-142-_LZB6259

“Que somos más bonicos que todas las cosas que ha parido madre” Esta fue la respuesta de Noelia cuando le dije que no sabía que escribir en su post, y lo cierto es que tiene toda la razón del mundo.

Podríamos extendernos hablando de lo bonita que fue su boda, de la cantidad de detalles que hubo durante la celebración, de lo entregado de sus amigos, de lo emocionante de ver a Noelia cantando a Jose en la Iglesia o de la alegría de los padres durante todo el día.

Podríamos escribir un largo texto lleno de palabras bonitas, pero si ya os hemos dicho que son más bonicos que todas las cosas que ha parido madre y os enseñamos el resumen de fotografías de su boda, creemos que os haréis buena idea de lo bien que lo pasamos.

Ceremonia: Iglesia Corazón de Jesús.
Celebración: Restaurante Nugolat.