La vida, en ocasiones, coloca ante nosotros obstáculos que alteran los planes originales. Pero si hay algo sumamente fuerte como para vencer esos obstáculos, es sin duda el amor.

Así será contada la historia de Rocio y Ángel. Al final, fue el 12 de Octubre de 2019. La Basílica-Santuario de la Vera Cruz en Caravaca y Salones Pedro Marin fueron los lugares escogidos por esta pareja. Una boda en la que disfrutamos de lo lindo.

Rodeados de amigos y familiares, la novia sin duda nos sorprendió a todos con hasta 3 cambios de vestido durante toda la celebración, cada cual mejorando el anterior. Una boda con muchísima diversión, gente joven y ganas de pasárselo bien desde el primer minuto.