Patricia y Christian son de las parejas que ya tienen claro dónde van a hacer su post boda desde el momento de la contratación y es que no podía ser otro lugar mas mágico que Sevilla. Una ciudad que ya hemos visitado varias veces y no deja de encandilarnos con sus calles empedradas, edificios de ladrillo y sus preciosos monumentos.

Realizamos un itinerario para poder aprovechar al máximo la mañana que estuvimos haciendo fotos, llegando bien temprano a Plaza de España y evitando así las mareas de turistas típicas del lugar, luego ya fuimos callejeando por el centro hasta la Catedral y jugamos con las luces y sombras que entraban en las calles.

Un viaje bien aprovechado y sobretodo la oportunidad de disfrutar de una post boda diferente con fotografías únicas para el recuerdo.