Como fotógrafos de boda siempre aconsejamos realizar una sesión de postboda como complemento del reportaje de boda. Este tipo de sesiones nos dan unos añadidos difíciles de encontrar el día de la boda. Espacios diferentes, tranquilidad y tiempo para crear.

Esta sesión de postboda que os presentamos hoy, de Tania y Jose es un buen ejemplo.

En esta ocasión jugamos con la riqueza de espacios variados que nos aporta la zona de Santa Pola y Arenales del Sol. Pasarelas, zonas de monte, vistas aéreas sobre el mar, zona de rocas en el mar…una maravilla de zona que disfrutamos a muy pocos kilómetros.